La música es considerada un elemento muy importante, no sólo en el aprendizaje de las personas, sino que para muchos es utilizada para relajarse, cantar y bailar. ¿Conoces los beneficios de la música en el aprendizaje?

El escuchar un tema favorito, nos ayuda a conectarnos con nuestros sentimientos y recordar momentos inolvidables a lo largo de nuestra vida.

En el caso de los niños, tanto maestros, padres, recurren a la música para que estos puedan memorizar de forma práctica las letras, los números, los colores, el abecedario, a través de actividades lúdicas.

Ventajas de la música

Potencia la memoria: La música es una herramienta muy utilizada por niños y jóvenes durante la etapa de educación para memorizar el aprendizaje de sus maestros.  También se ha demostrado sus beneficios para tratar personas con Alzheimer, la cual es una enfermedad degenerativa, que implica la pérdida de memoria y recuerdos.

Energía y vitalidad: Está demostrado que escuchar música estimula la producción de dopamina (hormona de la felicidad) en el cerebro, lo cual causa bienestar y mejora la concentración.

Ambiente positivo: En el ámbito educativo es de gran utilidad para crear un ambiente positivo que ayude a los estudiantes no solo a aprender sino para adquirir nuevos conocimientos. También en el aspecto laboral crea un ámbito armónico para que los trabajadores, mecánicos, oficinistas, cerrajeros y bancarios, estén animados a cumplir con sus actividades (trabajo en equipo). No en vano, muchos establecimientos cuentan con un ambiente musical de fondo.

Aprender nuevos idiomas: El escuchar canciones en diferentes idiomas (inglés, italiano, portugués) y a su vez leer las letras de la canción, beneficia, ya que no sólo  aprenderás su escritura sino también su pronunciación.

Desarrollo cognitivo: La música incrementa la generación de nuevas neuronas, mejora la atención y agilidad cerebral, aumenta la creatividad, ayuda en la solución de problemas matemáticos. Los músicos deben aprender dinámicas, afinaciones, armonías, lo cual mejora el desarrollo auditivo del cerebro.

Disciplina: Las personas que aprender a tocar su instrumento favorito, mantienen una práctica continua y así mejorará la coordinación ocular-manual.

Autoestima: La música facilita a los niños y adolescentes a controlar sus emociones, confiar en sí mismos, disminuye el estrés, son más sociables, aprecian que sus intereses sean escuchados y apoyados por otros en especial por sus padres.

Además, estudios demuestran que existe un avance en las materias, que los niños estudian y que se sienten mucho más seguros de sí mismos, al momento de presentar un examen.

Expertos neurocientíficos,  han analizado en tiempo real el cerebro de un músico profesional y notaron que todas las áreas de su cerebro trabajan juntas, mientras que esto no sucede en una persona que no practique música o toque un instrumento musical.

Un músico debe tener motricidad, precisión matemática y de lenguaje, lo cual lo ayudará a controlar y enfrentar los problemas de forma creativa y eficaz.

En tiempos remotos las personas no demostraban lo que sentían a través de palabras, sino cantando y bailando, por lo cual la música nos ha servido para comunicarnos y expresarnos.

La música debería ser implementada en todos los colegios, ya que ayuda en el desarrollo del coeficiente intelectual, rendimiento físico y emocional de los estudiantes.